Se descubre el primer planeta habitable con vapor de agua

En un sistema planetario a 110 años luz de distancia en la constelación de Leo se descubrió un exo planeta en 2015. Esto se pudo lograr gracias a los datos proporcionados por el telescopio espacial Kepler. El planeta fue llamado K2-18b y orbita en la región habitable alrededor de una pequeña enana roja.

Hasta aquí todo parecería normal, sin embargo, el análisis posterior de los datos atmosféricos de la superficie de K2-18b fueron sorprendentes ¡Había rastros de vapor de agua! Esto es interesante porque el planeta podría ser rocoso, lo que daría pie a la existencia también de agua en su estado líquido en su superficie.




El descubrimiento fue realizado por astrónomos del Centro de datos espaciales y exo química del University College en Londres.

A pesar del hallazgo, las condiciones en este planea seguramente son mucho más hostiles que en la Tierra, dado que posee 8 veces más masa, lo que significa que la gravedad también será mucho mayor. Además, su estrella anfitriona parece emitir mucha más radiación que la nuestra.




Además de vapor de agua, también se encontró presencia de hidrogeno y helio en la atmosfera del exoplaneta. Los astrónomos sugieren también la presencia de  nitrógeno y metano, pero requieren observaciones más precisas para lograr detectarlo.

En el futuro, misiones como TESS y el telescopio espacial James Webb serán capaces de encontrar más exoplanetas y estudiar con mayor detalle sus atmosferas en búsqueda de más rastros que nos indiquen presencia de agua y, quizás, vida.




¡Usa la Neurona! ¡Deja un comentario!